Sunday, 9 November 2008

Kristallnacht

Hoy se cumplen 70 años de la Kristallnacht (noche de cristal en alemán; conocida aquí como la noche de los cristales rotos). La noche del 9 al 10 de noviembre de 1938 el gobierno nazi orquestó en Alemania y Austria una supuesta revuelta popular contra los ciudadanos y negocios judíos. Todo se debió al asesinato de un diplomático alemán en Paris por un joven judío que había estado intentando llamar su atención frente a las deplorables condiciones de deportación que miles de judíos alemanes estaban sufriendo, incluida su familia. Aunque hoy hay pruebas que el gobierno de Hitler estaba esperando un acontecimiento favorable para hacer estallar una revuelta organizada contra los judíos. Historiadores posteriores calculan que el 80% de los alborotadores eran miembros del partido nazi y miembros de las SS disfrazados de obreros, lo que da una idea de la orquestación tramada (por si los posteriores acontecimientos no fueran suficiente prueba).

Esa noche sinagogas, cementerios, tiendas y almacenes judíos fueron destruidos y más de 30.000 personas fueron arrestadas e internadas en campos de concentración – sin tener en cuenta que un alto numero de judíos fueron asesinados esa misma noche, en lo que fue un siniestro primer capitulo de “la Solución final” nazi, que ya se había puesto en marcha.

No he podido encontrar imágenes de la noche, tan solo he encontrado fotografías del día después, con transeúntes y curiosos observando los macabros resultados (sinagogas en ruinas, escaparates rotos o pintadas que rezaban “jude” y estrellas de David a modo de acusación). Todo ello quedó como testimonio mudo del inicio de las atrocidades que se cometieron en los años posteriores. Puesto que mi dibujo, como toda obra posterior, tan solo se puede contentar con plasmar los hechos una ve han transcurrido y expresar la modesta visión del autor, no he podido encontrar mejor imagen que la de los escaparates rotos, la de los trozos de cristal que parecen heridas en una sociedad que se empieza a desdibujar. En mi dibujo un alemán camina frente a los cristales hechos trizas. Me pregunto que debía pensar ese hombre. Si sentía miedo, horror, complicidad o tan solo se alegraba de no ser judío. El mismo Goering dijo, a propósito de la noche de los cristales rotos, que “debo reconocer que no me gustaría ser judío en Alemania”.

7 comments:

Oderfla said...

Me encanta el dibujo de este post. Es muy comiquero. Me hace pensar en Watchmen, ahora que viene la peli y las masas conocerán la obra de Alan Moore y Dave Gibbons.

El estilo del dibujo, no obstante, me recuerda más a Will Eisner (el autor de "The Spirit", cuya versión cinematográfica también está a la vuelta de la esquina) o a Eric Powell (actualmente regalándonos el divertido "The Goon").

¿Qué tal lo he hecho? Fíjate, hoy voy de erudito. Bueno, los cómics son una de las pocas cosas de las que al menos sé algo en esta vida.

Ah, por cierto, un buen cómic sobre el holocausto, además del archiconocido "Maus" de Art Spiegelman, es "Yossel", de Joe Kubert. El dibujo es muy interesante, pues es únicamente a lápiz.

Los Kubert son una estirpe de dibujantes. Joe es el padre, Andy y Adam son sus hijos. Todos, muy conocidos en el mundillo.

Bueno, y sin más dilación:

LOS HOMBRES-MONO - POEMA MONTOLIUIANO Nº12

A veces los humanos
dejamos de serlo
y matamos
a nuestros hermanos
trayendo a la tierra
el Infierno.

...

"No son hombres
son monos.
No son hombres
son bestias.

¡Quememos sus iglesias!
No se defenderán,
carecen de aplomo.
Son una raza inferior,
ni sapiens ni homo,
nadie los llorará".

...

La falta de empatía
nos lleva a la barbarie,
amigos y amigas.
De ello no se libra nadie.

Cuando pensamos en otro
que es nuestro igual
(cualquier humano servirá)
como si fuera un animal
o un peligroso loco,
comenzamos la senda
por la que Satanás,
sin necesidad de prendas,
feliz nos guiará.

Marta Montoliu said...

Hola!

Gracias por tus poemas! Ya se que lo he dicho muchas veces pero lo repito: Gracias gracias!
No conozco ese comic! Maus si, pero como dices es muy conocido. Esta tarde que voy de compras "literarias" ya lo buscare. Por cierto ya me descargue la primera parte de tu novela en PDF!!

Marta

Oderfla said...

No se merecen (las gracias gracias). Me gusta venir por tu blog. Nunca deja de sorprenderme la sincera curiosidad con la que enfrentas la vida. Me pareces una persona que naciera sin un ápice de arrogancia, y eso se me hace muy extraño. Por eso me es tan fácil tomarte en serio, algo absolutamente excepcional en mi persona, tendente como soy a pitorrearme de casi todo y casi todos (la hipocresía y la soberbia activan mi sentido del humor, aunque yo sea un rato arrogante, pero por ello también suelo reírme mucho de mí mismo -qué lío-).

Y mis poemas... Unas veces mejor, otras peor :)

Y el primer capítulo de la blog-novela... Lo envié por email a todos mis "suscriptores", ¿no te llegó?

Bueno, si lo descargaste, pues ya lo tienes.

¡No olvides reenviarlo a toda la humanidad conocida! (te garantizo que no quedarás mal haciéndolo, en serio: al menos es decente, mi blognovela). Así me ayudas a promocionar mi insignificante obra.

¡Saludos!

P.D.: No sé si encontrará Yossel. En su defecto, busca cualquier cómic dibujado por Bill Sienkiewicz, David Mack o Ben Templesmith. Son mis tres dibujantes preferidos.

Mertxe said...

No entiendo de pintura, Marta, sólo sé lo que siento al mirarla. Tus dibujos me gustan, son rotundos, expresivos, entran rectamente por los ojos.

En cuanto a tu artículo... Recuerdo que en mi adolescencia leí mi primera novela referente a estos trágicos hechos. Es de Kurzio Malaparte y se titula 'Kaputt'. Nunca la olvidaré. Nunca. Alguien debió haberme impedido leer tales horrores a esa edad, pero como siempre he tenido la manía de atreverme con todo, pues lo pagué caro.

Buenas tardes, Marta.

Marta - http://www.cuaderparaeldialogo.blogspot.com/ said...

Hola Tocaya,

Como buena aficionada a la historia, me gusta mirar todas sus vertientes. Efectivamente, esa fue una noche sanguinaria, donde se puso de manifiesto lo que iba a suceder por parte de un poder emergente, que durante algunos años había pagado las consecuncias de la primera guerra mundial: jamás se debe humillar al vencido. Esa fue la lección que después de la II guerra mundial se aplicó debidamente.

Pero cabe preguntarse, ¿Qué ocurría realmente en la Alemania de los años 30 para "cultivar" esa carga de odio? ¿En que situación estaban los alemanes y los judios?.

Eran los años 30. Miseria, paro, y falta de dinero eran los elementos fundamentales de la época, y desgraciadamente a lo largo de la historia, el pueblo judio nunca ha estado bien visto. Basaba ostigar con "el judio tal tiene trabajo y yo no" como para levantar a las masas deprimidas, que degeneraron en violencia, y en eso el ser humano no ha evolucionado mucho. Es más, a veces tengo la extraña sensación de que podría repetirse el fenómeno, pero con el mundo islámico.

Hay que aprender de la historia y de sus consecuencias. Pero me temo que eso es imposible.

Me gusta tu dibujo: define perfectamente la indiferencia del pueblo alemán ante los cristales rotos.

Besos, tocaya y hasta la próxima

Oderfla said...

¡¡¡MARTAAAAAAAAAAAAAAAA!!!

¿Dónde está tu nuevo dibujo?

¡¡¡QUEREMOS UN NUEVO DIBUJO!!!!

¿No me dirás que te estás dedicando a trabajar en vez de a pintar?

Vaya chiviridipistosa de tres al cuarto que estás hecha. ¡Te voy a denunciar!

¡UN NUEVO DIBUJO YA!

;)

terry said...

Marta, curiosa alegoría de la vida, que antes fueran victimas y hoy sean los que rompan tambien cristales. La ignorancia siempre busca un motivo para hacer daño a sus semejantes.

Saludos.