Sunday, 17 August 2008

Guerra

El dibujo es duro, lo sé. Mientras lo dibujaba me tentó suavizarlo, como si una fuerza interior me llamase a hacerlo más lírico y menos inmediato, pero me parecía casi obsceno no mostrar el sufrimiento de un ser humano porque duele en el alma de quien lo dibuja, o de quien vea la obra acabada. Mis trazos se han revelado enérgicos, casi rabiosos. No me he sentido cómoda dibujando, pero si obligada a hacerlo.
Encontré la foto en el periódico hace unos días, en una fotogalería, y al no estar relacionada con un artículo concreto no sé donde está tomada, ni qué ofensiva provocó la desesperación de esta anciana, acurrucada, herida en el suelo. Pero no me importa, porque las guerras son guerras, siempre lo han sido y siempre lo serán. No hace falta remontarse a la guerra de nuestros abuelos – esa guerra fratricida –, a las atrocidades en las trincheras de la primera guerra mundial, los campos de exterminio de la segunda… las guerras siempre se cobran vidas y se nutren de la desesperación, del odio, del rencor nacido del miedo. Por eso no voy a hablar de esa guerra en Georgia con la que los medios de comunicación llenan sus páginas de agosto. No es la única que acontece en estos primeros años del siglo XX. Otras más se desarrollan impúdicamente, aunque no sea en suelo europeo. Tan solo voy a dejar un testimonio singular en forma de dibujo. Las tragedias, cuando navegamos en las particularidades de una persona en concreto (aunque sea una anciana anónima), siempre nos parecen más reales. Supongo que se deberá a un sentimiento de empatía, inconscientemente calibramos que algo tan terrible como una guerra podría pasarnos a nosotros, y entonces empezamos a comprender el sufrimiento de otras gentes.
No creo que la historia de la mujer que he dibujado acabase bien. Quizás ya esté muerta. Y me encoge el corazón saberlo, casi avergonzándome de apropiarme de su rostro desencajado para expresar mi particular testimonio contra una guerra, contra cualquier guerra.

6 comments:

fren_ace said...

your blog is interesting
keep up the good work....

Anonymous said...

hola soy vin

parece ser que el ser humano no aprende de sus errores o símplemente no ha cambiado, para mí las guerras no són más que diferencias entre la gente que está en el poder o símplemente que ambicionan más territorio, materia prima, etc y llenan a la gente de ideales o miedo para " motivarla " a ir al frente o ver con buenos ojos la guerra, total, los únicos " beneficiados " són ellos y el perdedor pase lo que pase es la gente como la anciana que has retratado.
Como dijo J.Anguita cuando se enteró de la muerte de su hijo en Irak " malditas sean las guerras y los canallas que las provocan".

Saludos

Vin

Marta -Cuadernos para... said...

Hola Tocaya,

Aqui me tienes visitando tu blog. Interesante la expresión en palabras del sufrimiento del ser humano.

A parte de Cuadernos, tengo otro blog, donde hago crítica de arte y música, http://www.croniquesmataronines.blogspot.com/, por lo que pienso visitar a menudo tu blog, tanto por tus comentarios como por tus magníficos dibujos.

Tienes sentimiento y pasión por tu trabajo. Captas tanto la esencia como la apariencia de la imagen que pretendes retratar.

Tienes un trazo absolutamente adaptable, siendo suave y ágil en el retrato de Tristeza en Nueva York, con toques de distinción y elegancia, dulce, tranquilo, sereno...enternecedor en Vislumbres de la India, preciso y fiel en Exploradores polares, y tal como tu misma indicas, fuerte y duro en Guerra.

Personalmente, y como apasionada de la historia, admiro la estrategia militar, en la defensa de los pueblos. Pero lamentablemente como decía Klausewich: "La guerra es la continuación de la diplomacia... por otros medios" y poco importa el sufrimiento humano, que Paul Valery si supo captar: "La guerra es una masacre de gente que no se conoce para beneficio de gente que sí se conoce, pero que no se mata".

Un placer visitarte, y lo haré más a menudo, pues los relatos y por supuesto la literatura, me interesan

Besos moza, mediterráneos, que también eres de estos lares.

Anonymous said...

No os habeis fijado que cada vez más en las guerras donde se usan "bombas inteligentes" las victimas "colaterales" aumentan!??,
es más, a diferencia que en las guerras de antaño, donde eran los ejercitos que luchaban en donde se concentraban el mayor munero de bajas, ya fueran profesionales o "voluntarios" no habia tantas victimas civiles?, otra cosa es los saqueos posteriores a la conquista de un territorio, que eran el pago de los señores feudales por la conquista.

Desde los bombradeos sobre areas civiles en la guera civil española, Guernica, Barcelona, etc, pasando por las de la IIGM, Dresde, Toquio, Londres, etc, las victimas civiles son el mayor porcentaje de bajas en las guerras de hoy en dia. O recordemos Vietnamn, las guerras del Golfo, Chechenia, etc

Y sin hablar de los supervivientes, malheridos, mutilados, con campos de minas que ponen en peligro sus vidas durante años o "simplemente" se quedan sin casa ni recursos para poder subsistir.

Siempre se ha dicho que la primera victima de la guerra es la verdad, ahora seria la población civil!!

Paco

Jimena de Kurbalain said...

Acabo de llegar a tu blog por una apabullante casualidad y me gusta lo que he visto/leído. No sé aún lo qué pero leyendo y mirando esos dibujos se transmite algo que no consigo definir. Me alegro de haber llegado hasta aquí.

Abrazo.

Violette said...

Hola Marta!
Tenía pendiente visitarte tras las vacaciones y aquí estoy. He llegado en un momento "duro". Efectivamente la imagen muestra la guerra. No hace falta que sea morbosa para recoger toda la tragedia que se esconde tras ella, todas las víctimas y todos los daños que somos capaces de infringirnos unos a otros.

El dibujo tiene una calidad impresionante.

Me alegro de no habérmelo perdido. El blog no solo sirve para dejar cosas hermosas, porque esto también forma parte de nuestra realidad, la de los humanos.

Un besote Marta