Thursday, 29 May 2008

Irena Sendler

Con menos de una semana se han producido las muertes de dos mujeres a las que humildemente me gustaría dedicar unas líneas y un dibujo. Dos mujeres diferentes, de países y épocas históricas diferentes, y dos muertes, al fin, también diferentes.
Son Irena Sendler y Merçè Sala. La primera murió a los 98 años, la segunda de forma mucho más prematura, con 65. Este primer post está dedicado a Irena, a la cual he dibujado con ternura y con todo el respeto del que he sido capaz.

Irena Sendler murió en el asilo polaco donde vivía, después de salvar a más de 2.500 niños judíos durante la segunda guerra mundial y de vivir una vida sin notoriedad pública bajo el régimen comunista. Irónicamente, fue un grupo de estudiantes americanos los que descubrieron su historia, ya caído el telón de acero, y su valentía junto con algunos detalles muy apropiados para el show business han hecho que Hollywood prepare una película sobre su vida: Fue descubierta, condenada a muerte y salvada cuando era conducida al patíbulo por un oficial nazi unido a la resistencia polaca. Me pregunto hasta que punto detalles como ése han influido en la decisión de trasladar su historia al cine.

A veces, deslumbrada por las historias de coraje que me llegan entre líneas dedicadas a los conflictos bélicos de este siglo, me he planteado si la valentía se alimenta de las dificultades de los tiempos que te toca vivir. En una sociedad descafeinada es muy difícil ser un héroe. Pero sin duda mi afirmación es injusta, puesto que durante los pasados conflictos fueron muchos los que traicionaron sus creencias y salvaguardaron lo que pudieron entre los pedazos de una vida rota, y pocos los que arriesgaron su vida por hacer lo que creían justo. Ella fue uno de ellos.

Irena trabajó como enfermera en el gueto polaco de Varsovia, y sacaba a los niños para alojarlos en casas de familias católicas. Visité hace ya años el barrio que se levanta donde estuvo el gueto, un barrio que es memoria viva de los horrores del holocausto, donde cada piedra parece no querer desprenderse de un halo de perversidad que aún impregna la atmósfera, enrareciendo el humor de los pocos visitantes que pasean por sus calles. No sé si habrá cambiado, pero en la Varsovia que yo visité, 50 años después del holocausto, la memoria del horror estaba aún muy presente.

Me embarga una extraña ternura al ver las últimas fotografías de Irena, con el pelo blanquísimo y una sonrisa permanente. Parece el rostro de una persona afable y en paz. Me gustaría adivinar como veía su vida en retrospectiva, pero tan solo puedo mirar sus ojos vivaces en las fotografías y recordar que, cuando se la calificaba de heroína, se enfadaba. Según ella, tan solo había hecho lo que le habían enseñado, ayudar a quien lo necesitaba. Y así he dibujado a Irena, sus ojos emanando luz y la sonrisa dibujada en sus labios.

11 comments:

taro said...

Precioso dibujo! Me encanta.

afernandez78 said...

Conocí su historia la semana pasada cuando murió. Realmente impresionante. Me ha gustado mucho este post.

Pérfida Albión said...

No es por polemizar pero la vida de Irena, esta en la línea de las personas que admiro, quizas porque yo soy más cobarde, la gente que es capaz de cambiar la sociedad en la que viven,como Irena, Oscar Schindler, or Ángel Sanz Briz, este último menos conocido que los anteriores pero que salvó la vida de unos 5200 niños judíos. Probablemente entre los tres salvaron a casi 10,000 niños, hay un dicho "quien salva a una vida salva al mundo entero"
Lo dicho Marta, en aquella epoca era más fácil permanecer callado y no darte cuenta que tus vecinos eran llevados a campos de trabajo de los que nunca salía nadie, o simplemente decir NO en mi nombre....
Por cierto que me gustaría que dedicaras a Ángel Sanz también una líneas, es el gran olvidado, aunque fue reconocido como "Justo entre las naciones"

Anonymous said...

hola : )
Espero que haya ido bien el viaje :)

Si parece que a lo largo de la historia, cuando la humanidad ha pasado por épocas de sufrimiento y guerra, es cuando podemos ser más crueles y a la vez " heroes " ( por respeto a ella ).
Bueno que gran conocida la historia de O.Shindler y creo que en Catalunya hubo otra persona que hizo acciones similares y seguramente habrá muchas historias que no conocemos.
Ahora en esta sociedad descafeinada, bueno, te puedo comentar algún caso de heroes.
Un padre que llevaba a su hijo en brazos tropezó y cayó por la escalera; el padre está bien pero abosrvió todo el impacto y el niño resulto ileso.
Gente que afronta con humor según que enfermedades terminales y hacen vida hasta el fin.
Te podría decir muchos más.

Saludos!!

Vin

Bárbara said...

Marta Felicidades por tu blog y gracias por tu comentario. Ya te tengo linkada en el mío, así que ya tenemos otro punto de unión además de nuestro amigo Paco. Por cierto, me encantan tus dibujos.
Bsos y hasta pronto!
Bárbara

Susana said...

Son personas como esta que meceren una mención especial y que el mundo las recuerde.
Lástima que finalmente no tuviera su merecido reconocimiento cuando el año pasado fue nominada para el Nobel de la Paz (... lo merecía más Al Gore??? )

FESADI said...

Te devuelvo la visita. Tiene buena pinta este blog tuyo. Me pasaré de cuando en cuando.

saludos

FESADI said...

Me olvido de indicarte que soy flechero (Niebla en el Alma) en LDA, y en blogger este FESADI que se corresponde con mi blog gemelo Miradas y Destellos.

saludos de nuevo

Violette said...

Qué preciosidad de dibujo Marta! Y qué vida más interesante la que nos has relatado. Creo que la historia está llena de héroes anónimos, como Irena, y que la historia es como es gracias a ellos. Una pena que no la valoremos lo suficiente como para querer conocer y profundizar.
Gracias por tu post. Te visitaré.

Besos

Marta Montoliu said...

Fesadi, Violette,

Yo también visitaré vuestros respectivos blogs, que me parecen de gran calidad!
Vaya, me siento halagada que os guste el blog y mi dibujo. Ahora estoy ya trabajando en el siguiente!

bea said...

hola! soy bea, del blog de libro de arena "las niñas buenas van al cielo...", me he pasado a visitarte, voy a guardar tu blog para seguir pasándome por aqui. no conocía la historia de esta señora, es muy interesante, menuda vida más movida que tuvo... esperaré a que publiques el siguiente. Un besitoooooo